Notice: Undefined index: title in /home/jmagerh/webapps/prueba1php/comentarios.php on line 124
:: SOFIC :: La sociología y el destino de la humanidad
Descargas:
34


LA SOCIOLOGÍA Y EL DESTINO DE LA HUMANIDAD.

Rutilo Francisco Vásquez. El hombre y la ciencia1

Guadalajara, Jalisco. Mayo de 1999.


El Ing. Francisco Rutilo Vásquez es egresado del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingeniería, de la Universidad de Guadalajara. Actualmente es profesor e investigador, de medio tiempo, Asociado “A” de la Escuela Preparatoria No. 2, turno nocturno.

La presentación y disposición en conjunto de EL HOMBRE Y LA CIENCIA son propiedad del autor. Ninguna parte de esta obra puede ser reproducida o transmitida, mediante ningún sistema o método electrónico o mecánico (incluyendo el fotocopiado, la grabación o cualquier sistema de recuperación y almacenamiento de información) sin consentimiento por escrito del Autor.

©Derechos Reservados.

Primera Edición: 1999.





INTRODUCCIÓN.


Todo fenómeno natural o social funciona o se desarrolla en función de su ley fundamental, todas sus demás leyes están subordinadas a ésta. Por esta razón, la explicación científica de cualquier fenómeno parte de su ley fundamental, la cual es la más general y esencial.


En el caso de la sociedad humana, su ley fundamental es la ley de la correspondencia entre el carácter de las relaciones de producción y el nivel del desarrollo de las fuerzas productivas (desarrollo tecnológico).


Pero esta ley no actúa de manera directa, sino que lo hace de forma indirecta a través de otras leyes menos generales. Como lo son la ley de la variación inversa de la cantidad de trabajo por producto con respecto al desarrollo de las fuerzas productivas y también la ley del desarrollo de la productividad del trabajo –la cual nos indica la cantidad de bienes materiales producidos por hora de trabajo individual-.


Pero, ¿cómo operan dichas leyes en el desarrollo de la sociedad humana? Más o menos como procedo a explicar a continuación:


La ley de la correspondencia entre el carácter de las relaciones de producción y el nivel del desarrollo de las fuerzas productivas nos dice: cada etapa de desarrollo social esta determinada por el grado de desarrollo que han alcanzado los instrumentos tecnológicos de la producción y, además, que cada etapa del desarrollo social tiene su límite máximo en el desarrollo de las fuerzas productivas. Límite que al ser rebasado provoca la entrada a un período profundo de transición hacia otra etapa del desarrollo social más elevado.


Y en cuanto a la ley de la variación inversa de la cantidad de trabajo por producto con respecto al desarrollo tecnológico, nos dice que en cuanto más desarrollo tecnológico hay, menor es la cantidad de trabajo por producto.


Esta ley se manifiesta en las sociedades clasistas a través de otra ley más específica: la ley del valor, la cual nos dice que el valor de una mercancía está determinado por la cantidad de trabajo socialmente necesario para producirla


Y es precisamente la ley del valor la que determina, sobre todo en la madurez de las etapas del desarrollo social, una concentración de la producción y de la riqueza cada vez mayor.


Pero es hasta la madurez de la etapa capitalista cuando dicha ley se vuelve incompatible con la propiedad privada sobre los medios de producción.


Y se vuelve incompatible porque el grado de concentración de la producción y del capital es tan gigantesco que evita una organización social racional. Es decir, los intereses de los pocos propietarios privados chocan de manera irreconciliable con los intereses del resto de la sociedad.


Y por estas razones la misma ley, la ley de la variación inversa de la cantidad de trabajo por producto con respecto al desarrollo de las fuerzas productivas, exige la desaparición del capitalismo: para que la sociedad humana transite a una etapa superior del desarrollo social, en la que desaparezca la propiedad privada sobre los medios de producción. Y esta nueva etapa no es más que la etapa comunista.


De esta ley de la variación inversa de la cantidad de trabajo por producto con respecto al desarrollo de las fuerzas productivas, también se deriva lo siguiente: con el aumento del desarrollo de las fuerzas productivas la cantidad total de trabajo social tiende a ser cero, mientras que la cantidad de productos producidos tiende a ser infinito. Y como el trabajo es la sustancia en forma de dinero o de productos que absorben los propietarios privados, entonces con la tendencia de la desaparición de este trabajo también dichos propietarios tienden a desaparecer.


Esta es otra de las razones por la que el capitalismo tiende a desaparecer. Solamente en la sociedad comunista se puede prescindir del trabajo. Por esto, cuando la etapa comunista se halla desarrollado lo suficiente, los hombres podrán dedicarse a la ciencia, al arte y al deporte, y serán los robots electrónicos los que produzcan los bienes necesarios para la manutención de la sociedad.


Finalmente, existe otra ley del desarrollo social muy importante: la ley de la correspondencia entre el carácter de la superestructura política-jurídica e ideológica y el nivel del desarrollo de las relaciones de producción.


Pero ésta ley, no es más que una ley derivada de las leyes tratadas anteriormente; es decir, la organización política, social e ideológica dependen del grado de desarrollo económico, y en particular, del grado de desarrollo de las fuerzas productivas. Pero esto no quiere decir que lo político y lo social no influyan en lo económico, si que lo hacen, pero a la larga se impone el aspecto económico como el determinante.


De hecho así sucede con todas las cadenas causales, a la larga se impone la causa fundamental. Aquí es muy importante tener en cuenta que las causas fundamentales accionan de lo general a lo particular. Por esta razón, las leyes generales siempre operan a través de otras leyes menos generales, hasta enlazarse con los hechos empíricos.


LA LEY FUNDAMENTAL DEL DESARROLLO SOCIAL EN CADA ETAPA Y SUBETAPAS DEL DESARROLLO DE LA SOCIEDAD HUMANA.


En esta parte explicaremos específicamente como opera la ley fundamental del desarrollo social en cada etapa y subetapas del desarrollo de la sociedad humana.


  1. LA COMUNIDAD PRIMITIVA.


La etapa de la comunidad primitiva se puede subdividir en dos grandes etapas: en la primera se utilizan fundamental las herramientas de piedra y solamente algunas de cobre; en cambio, en la segunda se utilizan principalmente las herramientas de cobre; en cambio, en la segunda se utilizan principalmente las herramientas de bronce y de cobre así como solamente algunas de piedra.


Las culturas prehispánicas de México vivieron la primera subetapa. Se afirma que solamente los tarascos y los zapotecas empezaron a utilizar algunas herramientas de cobre. Pero en el caso de las demás culturas, no las utilizaron.


Cuando estos pueblos alcanzaron su límite máximo en el desarrollo de las fuerzas productivas para esta subetapa (herramientas de piedra pulimentada fundamentalmente) entraron en una crisis profunda e irreversible.


Esta crisis, algunos pueblos la empezaron a amortiguar convirtiéndose en grandes comerciantes, como los Olmecas, o en grandes guerreros conquistadores de otros pueblos, como los Aztecas.


Pero mientras las fuerzas productivas no se desarrollaron más allá hasta transitar a las herramientas de bronce y de cobre, estaban destinados a autodestruirse y dispersarse en pequeños poblados. Esto es lo que realmente sucedió con los Olmecas y los Mayas. Por lo tanto, su autodestrucción no fue nada misteriosa, sino que fue producto del agotamiento del desarrollo de las fuerzas productivas para la subetapa que estaban viviendo. Esta situación provocó una especie de guerra civil entre las burocracias administrativas y el pueblo común.


Desde luego que la primera subetapa de la Comunidad Primitiva, también la vivieron otros pueblos en otras regiones del mundo. De los famosos pueblos babilonios, tal vez los sumerios vivieron esta subetapa.


La segunda subetapa de la Comunidad Primitiva, en nuestro continente, la vivieron los Incas del Perú. Esta subetapa se caracteriza como el Modo de Producción Asiático. Pero ¿por qué de asiático? Porque fueron algunos pueblos de Asia quienes la vivieron con mayor claridad y profundización. En el caso de los Incas, estos si utilizaron de manera generalizada las herramientas de bronce y de cobre, las cuales fueron las más utilizadas en esta subetapa.


Los pueblos que vivieron esta subetapa se caracterizan por que realizaron grandes obras de regadío, y las tierras son de propiedad comunal, aunque administradas y distribuidas por una burocracia gobernante, y los que usufructuaban la tierra le pagaban un tributo a las burocracias gobernantes.


Lo anterior no es más que los indicios del surgimiento de la clase de los propietarios privados. Es ésta la subetapa en la cual empieza la transición de la transformación de la propiedad comunal de la tierra hacia la propiedad privada de la misma.


Pero mientras las fuerzas productivas no se desarrollaran hacia las herramientas de hierro, estos pueblos, aunque mucho más estables que los pueblos de la primer subetapa –por la coerción de la burocracia, la cual también no era más que el embrión del Estado-, estaban condenados a autodestruirse y dispersarse igual que los anteriores. Desde luego, una vez que hubieron agotado también la posibilidad del expansionismo, como hicieron los Incas creando el famoso imperio inca.


También esta subetapa la vivieron otros pueblos de otros continentes. Aquí podemos ubicar al famoso pueblo egipcio y a los Caldeos, entre otros.


Antes de pasar a la siguiente gran etapa del desarrollo social, es necesario explicar lo siguiente: El hecho de que un pueblo se haya desarrollado más que otro desde el punto de vista tecnológico, no quiere decir que necesariamente también lo haya hecho culturalmente.


Esto lo podemos observar comparando los mayas con los Incas. En el caso de los mayas, aunque menos desarrollados desde el punto de vista tecnológico que los Incas, alcanzaron un enorme desarrollo cultural muy por encima de éstos. Se dice que los Incas no desarrollaron ni siquiera una escritura jeroglífica, y menos aún un sistema de numeración tan avanzado como el maya.


Aunque aquí es necesario mencionar, que los Mayas heredaron de los Olmecas dicho sistema de numeración. Y no por casualidad los Olmecas fueron los creadores de un sistema de numeración tan avanzado, sino que así lo exigían las circunstancias, puesto que los Olmecas fueron grandes comerciantes.


Lo mismo se puede observar si se compara el pueblo sumerio con el Egipcio. Los Sumerios aunque vivieron una subetapa menos desarrollada desde el punto de vista tecnológico que los egipcios, culturalmente se desarrollaron mucho más que los egipcios.


Por ejemplo en sus sistemas de numeración existe una enorme distancia, pues los sumerios desarrollaron un sistema de numeración muy parecido al de los Olmecas, con la diferencia que la base del sistema de numeración sumerio era 60; y en el caso de los Olmecas la base de su sistema de numeración era 20. Por otro lado, tanto el sistema de numeración Olmeca como el Sumerio fueron sistemas de numeración posicionales, y estos son mucho más eficientes que los sistemas de numeración no posicionales desde el punto de vista operativo.


Ahora ¿por qué existe tanta coincidencia entre los sistemas de numeración Olmeca y sumerio? Porque ambos fueron grandes comerciantes.


También se puede establecer un paralelismo entre los sistemas de numeración Egipcio y el Azteca: Ambos pueblos desarrollaron sistemas de numeración no posicionales, diferenciándose solamente de su base. La base del sistema de numeración egipcio era 10, mientras el del Azteca era 20. Esta similitud tal vez se explique porque los pueblos egipcio y azteca más que comerciar, saqueaban a los pueblos conquistados.


En este punto, también surge esta pregunta ¿por qué los sistemas de numeración de los Olmecas y el de los Aztecas, siendo tan diferentes, coinciden en su base? Tal vez porque los Aztecas, aunque su sistema de numeración no es posicional, le copiaron la base de su sistema a los Olmecas.


Finalmente, otra cuestión que podemos tratar aquí es la cuestión de los sacrificios humanos masivos. El caso de los aztecas es muy significativo. Lo que podemos afirmar con respecto a esta cuestión es lo siguiente: como no podían esclavizar a los prisioneros (porque el desarrollo de las fuerzas productivas alcanzado no lo permitía), pero tampoco podían asesinarlos a diestra y siniestra –tal vez por cuestiones religiosas y morales-, se vieron obligados a buscar una justificación más ideológica que religiosa (aunque con ropaje religioso) para poder sacrificarlos masivamente.


En cuanto a la escritura, a los que más llegaron los pueblos que vivieron la etapa de la Comunidad Primitiva, fue a la escritura jeroglífica.


Ahora continuemos con la siguiente gran etapa por la que ha transitado la humanidad, la Etapa del Esclavismo.


  1. EL ESCLAVISMO.


En la etapa no hay que decir mucho, pues ésta se basó fundamentalmente en las herramientas de hierro como son el arado de reja de hierro, el hacha, la pala, el machete, entre otros. Con estos instrumentos se hicieron grandes desmontes y la agricultura se desarrollo de manera gigantesca. Así surgieron los grandes esclavistas dueños de grandes extensiones de tierra, las cuales para cultivarlas fue necesario también esclavizar a miles de personas.


Pero llegó un momento del desarrollo del esclavismo, en el cual las grandes masas de esclavos se empezaron a revelar y el Estado Esclavista ya no pudo controlarlos, por lo que el esclavismo entró en una decadencia definitiva.


Grecia y Roma fueron los típicos Estados esclavistas. Aquí es necesario mencionar que el Estado surge como una consecuencia de la aparición de la propiedad privada sobre los medios de producción; por lo tanto, el Estado surge como un instrumento político de los propietarios privados de los medios de producción.


En el aspecto cultural los aportes más importantes del Esclavismo fueron la escritura alfabética y el nacimiento de la filosofía y la ciencia.


  1. EL FEUDALISMO.


La siguiente etapa del desarrollo social en la que desembocó el esclavismo fue el feudalismo. Pero aquí hay que hacer una reflexión especial. El paso del Esclavismo al feudalismo no fue producto de una revolución en el desarrollo de las fuerzas productivas, sino que se produjo más bien de una transformación política profunda.


Es decir, el Feudalismo se estableció bajo las mismas bases tecnológicas del esclavismo, pero ante la imposibilidad de controlar a los esclavos, los esclavistas tuvieron que cederles a los esclavos un pedazo de tierra para su manutención, siempre y cuando éstos les pagaran una renta por dicho pedazo y siguieran trabajando sus grandes extensiones de tierra. Con estas transformaciones, los esclavistas se convirtieron en señores feudales y los esclavistas en siervos de la gleba.


Con la transformación del esclavismo en Feudalismo como producto más de una revolución política que como una revolución tecnológica, tenemos un caso típico de cómo lo político a veces influye de manera poderosa sobre el aspecto económico. Pero como ya lo dijimos antes, a la larga el aspecto económico se impone como el aspecto determinante, y así con la siguiente revolución en el desarrollo de las fuerzas productivas, el Feudalismo tuvo que desaparecer para dar paso al nacimiento del capitalismo como la nueva gran etapa del desarrollo social. En Europa, España fue una de las regiones típicas donde prospero el Feudalismo.


  1. EL CAPITALISMO


En el caso del capitalismo, se pueden observar tres grandes revoluciones tecnológicas, las cuales también determinan más o menos tres subetapas de esta gran etapa.


La primera subetapa se caracterizó por la primera revolución industrial, la cual se dio en Inglaterra como primer gran país capitalista claramente definido. Dicha revolución se inició con la máquina de vapor y continuó con los grandes medios de transporte como son los ferrocarriles y los barcos.


La segunda subetapa estuvo impulsada por instrumentos tecnológicos como el motor eléctrico, el motor de combustión interna, los automóviles, los aviones, el telégrafo y el teléfono, el radio y la televisión; y materias primas como el petróleo y el acero.


Y en la tercera subetapa se empiezan a generalizar nuevos descubrimientos tecnológicos como: las computadoras, los rectores nucleares, otros relacionados con la electrónica y la biotecnología, y las materias primas sintéticas. Pero esta última revolución tecnológica está determinando la decadencia total y definitiva del capitalismo.


Por otro lado, si en la primera subetapa predominó la economía no monopolista, en la segunda y tercera subetapas predominó la economía monopolista.


En la actualidad, cuando el capitalismo ha rebasado el límite máximo del desarrollo de las fuerzas productivas que puede contener (su límite máximo corresponde a su segunda revolución industrial), se ha iniciado una contracción económica mundial irreversible.


Esta situación es inevitable porque se tiene que hacer concordar la demanda con la oferta, la cual tiende a caer acorde también con la caída del trabajo social.


Este trabajo social total, está cayendo aceleradamente a nivel mundial por el también acelerado desarrollo tecnológico, el cual tiende a prescindir cada vez más del trabajo humano.


Por lo anterior la crisis económica mundial resultante ya no tiene solución dentro de los marcos del sistema capitalista; de aquí la imperiosa necesidad de la transición del capitalismo al comunismo, como única alternativa para rescatar este mundo y así la sociedad humana se siga desarrollando.


  1. EL COMUNISMO.


Finalmente, como ya lo mencionamos, la siguiente gran etapa por la que transitará la humanidad es el comunismo (su primera subetapa es el socialismo). En la actualidad, esta nueva etapa realmente se está convirtiendo en una urgente necesidad, cuando el capitalismo se bate en una decadencia total.


En el caso del socialismo actual, éste surgió de manera prematura, podríamos decir. Prematura por que en esos países el capitalismo no había alcanzado su madurez y porque surgió también en coyunturas muy especiales como fueron las dos guerras mundiales; esos fueron los casos de Rusia y China. Además, en la economía monopolista, el desarrollo del capitalismo es muy desigual, lo que también favoreció el surgimiento del socialismo en países aislados.


Ahora ¿por qué el socialismo fracasó temporalmente en algunos países como Rusia? Porque el desarrollo tecnológico se retraso demasiado con respecto al desarrollo de las necesidades de la población. Aquí hablamos de la tecnología relacionada con la producción de los bienes de amplio consumo popular, pues el desarrollo tecnológico en las cuestiones militar y espacial, alcanzó un desarrollo considerable.


Se afirma que la tecnología utilizada en la producción de bienes de consumo popular es la misma que se utilizaba a fines de la década de los cincuenta de este siglo. Por esta razón, en la medida que en esos países se siga desarrollando su tecnología, el socialismo volverá fortalecerse y seguirá desarrollándose.


¿Y que pasará con los países que eran socialistas y que ahora son o están transitando al sistema capitalista? Lo mismo que está pasando en el capitalismo. Es decir, también se sumirán en una crisis profunda, la cual desembocará también de nuevo en el socialismo como primera subetapa del comunismo. Así pues, en la actualidad, el mundo entero transitará al comunismo como la nueva gran etapa del desarrollo social. Solamente en el comunismo la humanidad podrá construir su paraíso terrenal, que tanto ha soñado hasta en la religión.


Los instrumentos tecnológicos característicos del comunismo serán precisamente los de la tercera subetapa del capitalismo, además de otros que seguirán apareciendo.


CONCLUSIONES.


  1. Todo fenómeno tanto natural como social se rige por su ley fundamental, sus demás leyes son subordinados a está. En el caso de la sociedad humana su ley fundamental es la ley de correspondencia entre el carácter de producción y el nivel del desarrollo de las fuerzas productivas.

  2. La ley de variación inversa de la cantidad de trabajo por producto con respecto al desarrollo de las fuerzas productivas, se manifiesta en las sociedades clasistas con una concentración y centralización de la riqueza cada vez mayor.

  3. La organización política, social e ideológica dependen del grado de desarrollo económico, y en particular del nivel de desarrollo de las fuerzas productivas.

  4. Es hasta en el capitalismo cuando la ley de la variación inversa de la cantidad de trabajo por producto con respecto al desarrollo de las fuerzas productivas, se vuelve incompatible con la propiedad privada sobre los medios de producción, por lo que la sociedad inevitablemente transitará hacia el comunismo como la nueva etapa del desarrollo social.

  5. Por tanto, a pesar de la incertidumbre y de las dificultades actuales, la humanidad poco a poco irá descubriendo que para evitar que este mundo se siga hundiendo, la única alternativa que tenemos para evitarlo es la construcción del comunismo.

  6. Cuando hayamos reconstruido esta sociedad del desastre, la humanidad podrá estudiar y ver con mucha más profundidad, tanto el microcosmos como el macrocosmos; pero no para ir a establecer colonias en otros planetas, sino para entender mejor nuestro mundo, que bien atendido es capaz de alimentar no solamente a la población actual, sino a varias veces ésta población. Lo que pasa actualmente es que ésta sociedad está tan desordenada, que solamente unos cuantos son dueños de la riqueza producida por todos.

  7. Finalmente, es necesario que cada ser humano pongamos aunque sea un granito de arena para rescatar esta sociedad, la cual se está hundiendo cada vez más.


BIBLIOGRAFÍA.


    1. Ciro E. González Blackaller y Luis Guevara Ramírez. Síntesis de Historia Universal. Ed. Herrero, S.A. 3ª edición, México, 1967.

    2. Alberto J. Pla. Modo de producción asiático y las formaciones económico-sociales Inca y Azteca. Ed. El caballito.

    3. F. Jiménez del Oso. El Imperio del Sol. Ed. Biblioteca Básica del Espacio y el Tiempo.

    4. Wim Dierchxsens. Formaciones precapitalistas. Ed. Nuestro tiempo, S.A. México, 1983.

    5. Walter Krickeberg. Las antiguas culturas mexicanas. Ed. FCE, 6ª. Reimpresión, México, 1985.

    6. Roger Bartra. Marxismo y sociedades antiguas. El modo de producción asiático y el México prehispánico. Ed. Grijalbo. México.1975.

    7. Jean Chesnaux, y otros. El modo de producción asiático. Ed. Grijalbo, 2ª ed. México. 1965.

    8. Luis Chávez Orozco. Historia de México I. Ed. Patria, S.A. México. 1967.

    9. Daniel Cosió Villegas, y otros. Historia Mínima de México. 7ª. Reimpresiòn. Ed. El Colegio de México. México. 1983.

    10. Hosea Jaffe. Del Tribalismo al socialismo. Ed. Siglo XXI, México. 1976.

    11. Godelier. Sobre el Modo de Producción Asiático. Ediciones Martínez Roca. España.1969.

    12. Carlos Marx. Contribución a la crítica de la economía política. Ed. Cultura Popular

    13. Angel Palerm. Modos de producción. 2ª ed., Ed. Gernika, México. 1986.

    14. Heinz Dieterich. Relaciones de producción en América Latina. Ed. Cultura Popular. 2ª ed. México. 1985.

    15. Julio Montané. Marxismo y arqueología. Ed. Cultura Popular. México. 1980.

    16. Carlos Marx. Formas de propiedad precapitalistas. El método de la economía política. El maquinismo automatizado. Ed. Cultura popular. México. 1975.

    17. Gianni Sofri. El Modo de producción Asiático. Historia de una controversia marxista. Ed. Península. España. 1971.

    18. A. Kajdan, N. Nikolski y otros. Sociedad primitiva y oriente. Grijalbo. México.

    19. Roger Bartra. El modo de producción Asiático. 7ª ed., Ed. Era, México. 1983.

    20. A. Efimov, I. Galkine, y L. Zoubok, y otros. Historia Moderna. Ed. Grijalbo. 1964. México.

    21. Marta Harnecker. La revolución de las esperanzas. Entrevista a Kiva Maidanik. Ed. Nuestro tiempo. México. 1988.


1 Editorial de la Sociedad de Filosofía y Ciencias (SOFIC)







Usted es el visitante número:
Fatal error: Uncaught Error: Call to undefined function sqlite_open() in /home/jmagerh/webapps/prueba1php/common.php:50 Stack trace: #0 /home/jmagerh/webapps/prueba1php/common.php(224): contar() #1 /home/jmagerh/webapps/prueba1php/lasocio.php(992): finish() #2 {main} thrown in /home/jmagerh/webapps/prueba1php/common.php on line 50